xxxLanguages
Login

 

Curso de formación reconocido por el Estado:

Iniciar sesión de usuario

Introduzca su nombre de usuario y contraseña para iniciar su sesión en el sitio web:

¿Ha olvidado su contraseña?

Sanación a través de la integración

Conferencia Sophie Hellinger en México, agosto 2014

Somos todo: Nuestro presente, pasado y ya el futuro.

Nuestra memoria corporal se extiende mucho más allá de nuestro cuerpo.
Un famoso médico y amigo mío me dijo hace un mes:

Los últimos conocimientos de la ciencia médica son : las enfermedades crónicas y los dolores que surgen una y otra vez, no se pueden curar si no se incluyen las vidas pasadas.

Es un gran avance, que la medicina lo admita.

A menudo, nos encontramos muy indefensos e impotentes. A veces, a través de la inclusión de las vidas pasadas se puede dar la sanación.

Aquí- en ella- (una cliente que acaba de trabajar con Sophie) vemos que el choque queda plasmado en su cara. El de otra persona. Después de una breve intervención en su campo electromagnético, de repente ya está nuevamente bien. Es decir, siempre llevamos nuestra historia con nosotros. A través de nuestra conciencia, nosotros mismos somos capaces de salir de este acontecimiento pasado, con la ayuda y el apoyo de otra persona.

Cuando abrimos el otro campo  y los dos campos se tocan, se unen fluyendo.  En estos campos se puede lograr una constelación para beneficio del cliente. Esta constelación se convierte entonces también en una bendición para los que estuvieron antes que nosotros. Ellos no están sólo "en alguna parte". Tal vez ya hayan reencarnado  o llegan  con el mismo problema a una nueva vida. Y nosotros tratamos de curarlos y no encontramos una solución, debido a que no existe una solución en este nivel común y corriente.

La solución está en otro nivel. Entonces se convierte en una bendición para nosotros, en nuestra vida presente y para nuestros hijos, hacia todos los lados, para las parejas y para las relaciones que se van abriendo. Entonces, tal vez, incluso puede satisfacer nuestro deseo más preciado, que seamos amados como somos y a su vez amar, sin condición ni expectativa. Entonces de pronto, cada ser humano es hermoso, y  ya no tengo que compadecer o lastimar a nadie .

Cada uno tiene su camino y su destino. Cualquier persona que busca, encuentra.

La premisa es: Ya no nos queremos "deshacer” de nada.

En lugar de  "deshacernos " de algo, lo integramos. Integración en lugar de exclusión.
Esto nos permite ser madres amorosas sin altas expectativas hacia nuestros hijos.
Y nuestros maridos no tienen que  tener expectativas hacia nosotras, ni nosotras hacia ellos tampoco. 

¡Nosotros damos!  

¡Nosotros amamos!  

¡Nosotros hacemos lo que podemos!